Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 113 83 18 | mostolespsicologo@gmail.com

Por qué un escolar es capaz de matar

Por qué un escolar es capaz de matar

Durante el pasado mes conocimos la escalofriante noticia sucedida en Barcelona. Un joven de 13 años se dirigió al instituto Joan Fuster de Barcelona, centro donde estudiaba, llevando una ballesta casera con varias flechas, un machete y cócteles molotov. Con la intención de asesinar, el joven hirió a una profesora, a su hija, a otra alumna y acabó con la vida de un profesor.

Ante estos sucesos todos nos planteamos qué razones pueden llevar a un joven a cometer semejante crimen, cuáles fueron las causas de este acto salvaje. Aunque no se puede desarrollar a la ligera un perfil psicológico de alguien que lleva a cabo un acto de este tipo, sí puede analizarse la tragedia en base a los gustos personales del agresor y su comportamiento anterior.

Los jóvenes que cometen este tipo de actos suelen ser especialistas en saber cómo disimular su comportamiento agresivo ante las figuras autoritarias de su entorno, como pueden ser los profesores o los padres, quienes jamás pudieron sospechar en el joven un comportamiento extraño o anómalo. Cosa que no ocurría con el resto de personas tales como amigos o compañeros de estudios.

Así, la descripción que ofrecían los padres y profesores del joven es completamente diferente a la que daban sus compañeros y los pocos amigos que tenía. Mientras los primeros le consideraban afable y cariñoso, los segundos afirmaban que estaba obsesionado con una serie de televisión sobre zombies y con todo aquello que estuviera relacionado con la supervivencia, destacando también su carácter introvertido. Esto demuestra premeditación e inteligencia, al ser capaz de pasar desapercibido ante aquellas personas con suficiente autoridad para poder frustrar su plan, sus intenciones.

Esta inteligencia queda demostrada también al comprobar su capacidad de organización sabiendo el daño que quería hacer, a quién hacérselo, y elegir las armas con las que iba a contar. Todo esto se aleja de un brote psicótico, en el cual esta organización no existe y el comportamiento resulta más errante. El adolescente, por tanto, podía distinguir perfectamente entre el bien y el mal, así como tener claro cómo hacer el mayor daño posible.

Daño dirigido, probablemente, a alguien que en el pasado le hubiera hecho daño a él de alguna manera, ya que antes del suceso el joven no había dudado en dar a conocer a sus compañeros sus posibles intenciones, en una lista en la que se encontraban 25 personas a las que por algún motivo odiaba o guardaba rencor. Entre esas personas se encontraba la profesora a la que hirió.

Se ha utilizado como probable causa de este ataque el tipo de material audiovisual y de entretenimiento que el joven consumía, como series de televisión, videojuegos y diferentes contenidos de internet. Esto no es del todo acertado porque personas con una mente sana ven las mismas series, o juegan a los mismos videojuegos, sin llegar nunca a planear ataques de este tipo. No se puede decir que series de televisión como The Walking Dead, o videojuegos como Counter Strike o Call of Duty, lleven a cualquier persona a acabar con la vida de otras.

Pero sí pueden incentivar a cometer actos violentos a personas con una mente enferma. Según testimonios de compañeros de clase del agresor, se trataba de una persona que sufría de baja autoestima, falta de empatía y que tenía problemas en sus relaciones sociales. Esto, unido a la dificultad para gestionar su frustración, pudo desembocar en la decisión del joven de “hacer daño a los que se lo habían hecho a él”. Los contenidos audiovisuales que consumía sólo sirvieron de inspiración, pero no fueron el motivo.

Siempre que ocurre una acto brutal de este tipo se habla de la necesidad de prestar atención a los jóvenes, tanto por parte de los progenitores como por parte de las instituciones. Es necesario un seguimiento y una atención a aquellos sujetos que puedan mostrar indicios de necesitar ayuda psicológica y médica, con el fin de evitar que este tipo de tragedias.

Leave a comment

Your email address will not be published.