Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 113 83 18 | mostolespsicologo@gmail.com

Cómo enfrentarse con éxito a situaciones difíciles

Cómo enfrentarse con éxito a situaciones difíciles

Siempre que nos enfrentamos a una situación emocionalmente difícil, o problemática, sentimos el deseo de encerrarnos en nosotros mismos, de escondernos, al no saber qué soluciones tenemos que buscar o cómo reaccionar ante la situación. A menudo, el primer impulso es buscar el apoyo de nuestros familiares y amigos, ya que suele ser la solución más eficiente. Pero ¿qué ocurre cuando se trata de algo demasiado personal o simplemente no queremos compartirlo con nuestros seres queridos?

En estos casos hay alternativas interesantes, como aprender técnicas de autoayuda que nos sirvan para superar la situación con éxito y ver que no todo es tan terrible como parece ser. Otra es la asistencia a los conocidos grupos de apoyo, que pueden servirnos para obtener consejos, ayuda, o simplemente tener a alguien con quien desahogarnos.

Entrar en un grupo de apoyo para conocer a gente que está pasando por los mismos problemas que nosotros puede afectar positivamente a nuestro propio bienestar, así como ayudarnos a salir de las etapas de ansiedad y depresión habituales en una situación difícil como pueden ser los problemas económicos, situaciones de desempleo y rupturas sentimentales. El grupo de apoyo puede también ayudarnos a ser más fuertes, de manera que adoptemos una actitud positiva, nos sintamos más motivados y mejore nuestra autoestima.

Entrar en nun nuevo grupo social no sólo implica un cambio de aire, sino ayudar a resolver nuestros problemas. Si estamos buscando empleo, conocer nuevas personas puede ser de ayuda para establecer un vínculo que nos ayude a entrar de nuevo en el mercado laboral. Y lo mismo ocurre cuando estamos intentando superar una ruptura, donde conocer gente nueva puede ser el primer paso para una nueva relación.

Los momentos difíciles afectan no sólo psicológicamente, sino también físicamente. Cada persona reacciona de manera diferente. Algunas suelen empezar a comer compulsivamente mientras que otras pierden por completo el apetito. Hay personas que padecen insomnio. Y otras que dejan de cuidar su aspecto físico. Las situaciones difíciles pueden también provocar serios problemas físicos como mareos, presión sanguínea alta, vómitos o dolores de cabeza.

Debemos empezar el día con una predisposición positiva. Esto implica una serie de factores a nivel tanto físico como mental que se deben tener en cuenta para asegurarnos un estado de vitalidad y bienestar necesarios para enfrentarnos con éxito a las preocupaciones diarias tanto de casa como del trabajo.

Lo primero que debemos hacer después de levantarmos es mover de manera rítmica los brazos y las piernas, lo que nos ayudará a estirar los músculos y los huesos que han permanecido inactivos durante las horas de sueño. Después es recomenrable tomar un buen baño y un abundante desayuno que incluya cereales y frutas.

Cuando llegue la hora de salir de casa, tenemos que centrarnos en tener una visión alentadora del día que tenemos delante, a pesar de los problemas que se puedan presentar. Esto hará que estemos preparados para liberar las tensiones y el estrés diario rápidamente y sin que afecte al estado de ánimo con el que hemos empezado el día. No debemos olvidar que los pensamientos condicionarán siempre la manera de interactuar con aquellos que nos rodean y la forma en que nos conducimos frente a la vida. Eso hace que sea muy importante purificar la mente aislándola de las ideas negativas y llenándola de pensamientos positivos. Sólo podremos lograrlo si tenemos una verdadera conciencia de lo que implica tener actitud positiva frente a los problemas que nos pueda presentar el día a día.

Leave a comment

Your email address will not be published.