Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 113 83 18 | mostolespsicologo@gmail.com

Cuatro maneras probadas de superar la adversidad

Cuatro maneras probadas de superar la adversidad

¿Has sentido alguna vez que un desafío al que has tenido que enfrentarte se ha terminado convirtiendo en un verdadero dolor de cabeza? Aunque para la mayoría de la gente es difícil imaginarlo, siempre hay un propósito detrás de cada adversidad, no importa cuál sea.

Tiffany Mason es una coach que en la actualidad se dedica a trabajar con mujeres. Tiffany sufrió abuso y explotación sexual con tan sólo 18 años. Ella misma contó que “llegar a verlo como una experiencia de aprendizaje costó bastante tiempo. La manera en que afrontamos la adversidad puede permitirnos liberar la angustia, la confusión, el miedo y la culpa, pero también puede afectarnos negativamente en todos los aspectos de la vida”.

Tras haber superado una situación traumática o una adversidad, nos quedamos en una encrucijada. Podemos dejar que el pasado llegue a controlar el resto de nuestra vida… o verlo como una oportunidad para aprender y crecer.

Desde su (dura) experiencia, Tiffany Mason nos ofrece cuatro maneras probadas que nos ayudarán a superar las adversidades:

1. Rodearse de gente positiva
Las personas que nos rodean van a afectar indirectamente a nuestro estado de ánimo, así como a nuestra perspectiva. Tenemos que ser selectivos al elegirlas porque cuando nos encontramos en una situación de sufrimiento emocional o desequilibrio es muy importante tener alrededor gente alentadora y positiva.

Las personas nos adaptamos a lo que nos rodea. Por eso al pasar por una adversidad es fundamental tener alrededor gente que acepten nuestras imperfecciones, defectos y errores. Superar la adversidad puede ser un importante desafío, y será mucho más fácil si nos rodeamos de personas que puedan ser un buen apoyo a la hora de salir adelante.

2. Escribir las emociones
Escribir los pensamientos a menudo resulta algo muy placentero. Antes o después, ese proceso de plasmar por escrito las propia emociones ayuda a reflexionar sobre ellas. Los beneficios de escribir los pensamientos son muchos:

  • Permite la autoexpresión.
  • Ayuda a opinar sobre nuestra propia vida.
  • Permite entender de una mejor manera la situación actual.
  • Resulta de ayuda para ver la situación desde fuera.
  • Ayuda a que podamos reflexionar sobre nuestras experiencias.

Algo que puede resultar de ayuda para superar una situación adversa es escribir en un diario, una vez al día al menos. Sean cuales sean los pensamientos, emociones o sentimientos que vengan a la mente, escríbelos. con el paso de los años, podrás ser capaz de reflexionar y ver cómo han evolucionado (además de cómo has evolucionado tú mismo.

3. Disfrutar de la naturaleza
En la sociedad en la que vivimos, cada día nos encontramos más desconectados de la naturaleza y su belleza. Pero la naturaleza es inmensamente terapéutica, ya sea dando un paseo por un parque o caminando por el jardín de casa (si tenemos). Tomar algo de tiempo para conectarse con la naturaleza es algo muy bueno para sanar.

Se ha demostrado en multitud de estudios que las actividades que se realizan al aire libre ayudan a disminuir el nivel de estrés. Y el estrés y la frustración siempre aparecen con las adversidades. tomar tiempo para estar fuera es una muy buena manera de relajarse. El aire y el sol proporcionan sensación de tranquilidad en medio de situaciones adversas. Con pasar unos 10 o 20 minutos cada día en contacto con la naturaleza, notarás que el nivel de estrés se reduce.

4. Invertir en uno mismo
La mejor inversión que podemos hacer es en nuestro desarrollo personal. Pasar por situaciones de adversidad siempre es una excusa para abandonar las riendas de nuestra vida. Pero todos nos enfrentamos de alguna forma a las adversidades, y la diferencia entre una persona que tiene éxito y otra que no es la manera en que deciden manejar esas adversidades.

Hay muchas personas que permiten que ciertos retos les derroten. Hay que llegar a entender que las situaciones adversas y los desafíos nos pueden llegar a convertir en personas más fuertes y con más sabiduría.. Y no hay mejor manera de lograrlo que desarrollando nuestro mundo interior.

Las adversidades son oportunidades disfrazadas. Aunque al principio pueda resultar difícil de entender, dedicar el esfuerzo y el tiempo necesario a las situaciones adversas nos ayudará a ser más sabios y fuertes.

Leave a comment

Your email address will not be published.