Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 113 83 18 | mostolespsicologo@gmail.com

Superar las críticas

Superar las críticas

Todos hemos sido en alguna ocasión objetivo de las críticas. Algunos las encajan mejor, y otros peor. Y las críticas en ocasiones son muy beneficiosas y nos ayudan a entender lo que estamos haciendo mal y cambiarlo. Estas críticas casi siempre están hechas partiendo del respeto, y con cariño.

Pero las críticas son también en ocasiones muy negativas, consiguiendo herir nuestra autoestima y hacernos daño. Aquí vamos a ver cómo saber superar las críticas cuando esto es lo que ocurre, que resultan negativas.

Cómo superar las críticas
Lo primero que tenemos que hacer al ser objeto de una crítica es:

Identificar al emisor: Las críticas negativas, de una u otra forma, siempre hacen daño. Este daño no permite pensar con claridad y analizar con frialdad algunos aspectos. En ocasiones estas críticas pueden carecer de fundamento, pero en otras ocasiones estas críticas pueden ser constructivas y debemos prestarles atención.

De la misma manera, es muy importante identificar quién es la persona que ha realizado la crítica. Hay personas que critican “por deporte”, por el simple hecho de criticar. Pero hay personas que son realmente muy buenas observadoras. Esto es lo que debemos tener muy claro a la hora de ser criticados. Según la persona que haya realizado la crítica, debemos darle la importancia que merece.

Qué esconden las críticas: Este es otro aspecto importante que hay que tener muy en cuenta a la hora de ser objeto de una crítica.

  • Las críticas constructivas son necesarias para el desarrollo personal de cualquiera. Es muy importante que trabajemos en este tipo de críticas, especialmente si proceden de alguien cercano. Es primordial que analicemos esa crítica constructiva y que seamos lo suficientemente honestos con nosotros mismos para profundizar en ella y determinar si es constructiva. De ser así, hay que prestarle atención e intentar cambiar ese aspecto de nosotros mismos que (por ejemplo, si se trata del ámbito laboral o el trabajo) hace que seamos menos productivos.
  • En cambio, en el caso de las críticas negativas, por regla general estas suelen proceder de personas que no se sienten satisfechas consigo mismas o no son muy felices. Las críticas negativas tienen a ser muy dañinas, y al recibirlas hay que llevar a cabo el análisis que hemos sugerido anteriormente para saber de quién proceden, cuál es su contenido, y actuar en base a ello.

No tenemos que estar a la defensiva de las críticas que recibamos no estar pendiente de ellas. Si recibes una crítica, analízala a fondo. Si es constructiva, tómala y trabaja esa parte que quieres modificar. Si se trata de lo contrario, entonces no le des ninguna importancia y, simplemente, desestímala y déjala en el olvido.

Leave a comment

Your email address will not be published.