Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 113 83 18 | mostolespsicologo@gmail.com

¿Por qué nos autocastigamos?

¿Por qué nos autocastigamos?

Todos cometemos errores. Pero en ocasiones nos autocastigamos una y otra vez por algún error cometido. No importa cuánto tiempo pase, seguimos sin perdonarnos. El problema se ha resuelto, el error ha quedado en el olvido pero mientras nadie lo recuerda, nosotros seguimos teniéndolo presente.

¿Por qué esta tendencia a no perdonarnos y ser tan estrictos? Cada persona es un mundo, y mientras hay gente capaz de seguir con su vida y perdonarse, otros no tienen la capacidad de hacer borrón y cuenta nueva porque tienen esa dañina conducta de castigarse una y otra vez durante años por errores cometidos tiempo atrás.

La necesidad de autocastigarnos por errores cometidos tiempo atrás
Cuando una persona, por errores cometidos en el pasado, decide autocastigarse, no tiene en cuenta dos conceptos diferentes. Es su tendencia a castigarse y culparse no distingue entre lo que es la culpa y lo que es la responsabilidad. Aunque dichas palabras suelen ser utilizadas como sinónimos, ser responsable no implica ser culpable. La culpa existe cuando algo se ha hecho con intención, mientras que en los errores la intención no aparece. Podemos cometerlos por no haber prestado la atención debida, por falta de información, pero no intencionadamente. En ese caso somos responsables de ello, pero no culpables.

La palabra culpa normalmente suele llevar asociado un castigo, y en general asumir la culpa nos viene desde la niñez. El autocastigarnos por errores pasados es algo que sabemos hacer durante años y años.

Es humano cometer errores
Nadie es perfecto, y como seres humanos todos podemos equivocarnos. El pasado es pasado, y los errores cometidos tiempo atrás deben ser perdonados para que podamos seguir adelante. Si nos autocastigamos, estaremos atándonos al pasado y no podremos avanzar. Lo único que podemos hacer con los errores es aprender de ellos, Esa es la única manera de seguir adelante y evolucionar.

Todo esto, obviamente, implica un trabajo que tenemos que estar dispuestos a hacer para poder crecer como personas y evolucionar. Nada es sencillo ni fácil en la vida, y debemos saber pasar página, superarlo y perdonarnos a nosotros mismos.

Leave a comment

Your email address will not be published.