Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 113 83 18 | mostolespsicologo@gmail.com

Cómo recordar el nombre de alguien

Cómo recordar el nombre de alguien

recordar el nombre

Es muy común que te encuentres con alguien por la calle, hables con ella, te diga su nombre, y al despedirse y darse la media vuelta ya se te haya olvidado su nombre, te das cuenta pero tienes vergüenza de volver a preguntar. Luego días después le ves y ni con oraciones te acuerdas del nombre.

Tranquilo, no te avergüences, es un fenómeno que le ocurre a todo el mundo. Open University en Walton Hall realizo junto a sus investigadores crearon un experimento para determinar por qué nos olvidamos de los nombres de los demás con tanta facilidad.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que olvidamos los nombres porque los nombres como tal no tienen un significado para nosotros, como por ejemplo podría tenerlo una profesión o actividad que esa persona realizase.

También ocurre que en el momento de la presentación estamos tan concentrados creando lo que se llama “la primera impresión” sobre esa persona para adaptarnos a ella que los recursos cognitivos del cerebro se saturan y dejan de funcionar correctamente.

Fuera de esto es muy feo que alguien te salude con tu nombre y tú en Belén con los pastores, por lo que sería una ventaja conocer algunos métodos para recordar el nombre de las personas. Así la segunda impresión que se lleven de ti sea tan buena como tú de ellos.

Técnicas para recordar el nombre de alguien

Repite: Lo primero es repetir, repetir y repetir, repite el nombre en voz alta, una estrategia es repetirlo muchas veces entre otras oraciones de manera que quede natural, de esta manera hasta la resultaras más agradable y con un trato personalizado.

Algunas personas en vez de decir el nombre en voz alta lo dicen internamente, pero el resultado es mejor si se hace de la primera manera, ya que el cerebro procesa de diferente manera la información hablada en voz alta que interiormente, dándole prioridad a la primera haciéndola más rememorable.

Relaciona el nombre: Los nombres son un conjunto de letras que riman, por lo que no tienen una definición tal cual, por eso son tan difíciles de recordar, lo mejor es relacionarlo con la profesión de esa persona o actividad que realice. También puede relacionarse con alguna característica especial exterior. Otros lo relacionan con personajes que tienen la misma característica que la persona.

Con esta estrategia la memoria crea una red de relaciones formando una serie de conexiones.

Diviértete: Es más fácil recordar algo si nos fue divertido. El sentido del humor ayuda a recordar mejor, por ende, toma el nombre y juega con él, crea situaciones extrañas y hasta ridículas, por ejemplo, si el señor se llama Cristóbal, imagínatelo conquistando América en shorts. Se creativo, pero no lo hagas delante de esa persona, podría ofenderse.

Leave a comment

Your email address will not be published.