Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | mostolespsicologo@gmail.com

Déjà Vu

Déjà Vu

dejavu

Un Déjà Vu es conocido como el fenómeno de lo “ya vivido”, y ocurre más comúnmente de lo que pensamos, las estadísticas indican que un 2/3 de la población del mundo lo ha experimentado 9 veces o más, diríamos que mucho más.

La sensación que provoca un Déjà Vu es el haber vivido anteriormente una situación que debería de ser nueva. Para los psicólogos un Déjà Vu es considerado como una paramnesia.

La palabra Déjà Vu proviene de un término francés que significa “ya visto”. Émile Boirac, un parapsicólogo francés fue el responsable de relacionar el fenómeno con el nombre.

Los Déjà Vu se han dividido en dos clases

Déjà  vécu: que es cuando la persona siente que ya lo ha vivido.

Déjà sentí: es cuando la persona sintió el momento, pero no forma parte del recuerdo completo.

Existen personas que sufren de un Déjà Vu grave, que casi todo lo que viven lo siente, perciben y ven como algo que ya les ha ocurrido anteriormente. Estas personas están expuestas a sufrir depresión y disfunciones en el correcto funcionamiento de la memoria.

Varias explicaciones de un Déjà Vu

Las explicaciones más comunes de un Déjà Vu caen directamente en el campo de la parasicología, la teoría principal indica que un Déjà Vu está vinculado con una clase de epilepsia, que es la que causa el mal funcionamiento del sistema nervioso. También se cree que se limita solamente a la corteza del área parahipocampal, que es la que relaciona la capacidad de poder valorar la familiaridad con X situación.

Otros indican que un Déjà Vu es una rápida y circunstancial desactivación del sistema de recuperación de la memoria, lo que hace que se active el mecanismo que regula la familiaridad.

Una gran mayoría de las personas que lo padecen con regularidad, han sufrido alguna lesión en la cabeza o han afirmado que por un tiempo han sentido un dolor crónico físico, atribuido a deficiencias físicas, como un déficit en el adecuado funcionamiento del lóbulo temporal.

Muchos investigadores también lo han asociado a altos niveles de estrés, fatiga y cansancio, y con alteraciones momentáneas de la memoria, como también crisis de epilepsias o fantasías.

Estudios encontrados indican que mientras más momentos de Déjà Vu o paramnesias se sufría, más pequeña era su cabeza o estructura encefálica.

Es importante destacar que quienes sufren constantemente esta patología, tienen miedo a quedarse solos, porque sienten que el fenómeno es quizás más poderoso que ellos y no se sienten preparados para afrontarlos. Además el sentir de ir y venir de los momentos, como también la repetición, puede provocar una depresión profunda.

Leave a comment

Your email address will not be published.