Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 113 83 18 | mostolespsicologo@gmail.com

Subir la autoestima con tres sencillos consejos

Subir la autoestima con tres sencillos consejos

La autoestima es la percepción que cada uno tenemos sobre nosotros mismos, y esta percepción viene del comportamiento que cada uno tiene hacia su persona. El origen de la autoestima está en la educación recibida y en la familia y el entorno, pero ni mucho menos esto quiere decir que no se pueda cambiar. Simplemente, son dos factores que determinan en mayor medida el estado de nuestra autoestima.

Por eso vamos a ver tres sencillos consejos para aprender a alimentar nuestra autoestima, de manera que nuestra actitud y comportamiento cambien y nuestra autoestima mejore, ya que la autoestima baja afecta muy negativamente a nuestras acciones y los resultados que obtengamos de ellas.

Ten una actitud positiva
La actitud que tengamos ante las diferentes circunstancias es algo fundamental para lograr que la vida sea como realmente queremos. Si no nos encontramos satisfecho con nuestros negocios y nuestra vida, muy probablemente tendremos una autoestima baja y nos sentiremos culpables.

La mejor manera de alimentar nuestra autoestima es mediante pensamientos positivos, cambiando aquello que nos repetimos a diario por algo más motivador. En lugar de decirnos a nosotros mismos que no podemos, vamos a afirmar que tendremos éxito si nos lo proponemos. Cuando algo no vaya como esperábamos tenemos que aprender de ello, para que la próxima vez nos salga mejor.

Y, no menos importante, buscar las causas directas y reales cuando tengamos un fracaso, para eliminarlas, en lugar de dejarnos llevar por el sentimiento de culpa.

Recuerda los logros y los éxitos
Las personas que tienen una autoestima baja habitualmente ven únicamente sus fracasos y se centran sólo en ellos. Pero si nos centramos en el fracaso, obtendremos más fracaso. Incluso a las personas menos exitosas, aunque sea en pocas ocasiones, les han salido cosas bien. Hay que centrarse en esos éxitos y ser conscientes de que sí que somos capaces. Si se obtienen más fracasos que éxitos, es porque en lugar de aprender de ellos lo que se hace es pensar únicamente en la falta de capacidad. Y lo único que conseguimos con ello es limitarnos.

Cambia aquello de ti que no te gusta
Si ves que hay una cierta falta de habilidades en ti, o comportamientos, que son los responsables de que no puedas alcanzar lo que buscas, o con los que no te encuentras cómodo, es hora de actuar. Hay que trabajar la manera de superar esas limitaciones, de la misma manera que haría un deportista en sus entrenamientos. Al entrenar una habilidad hay de manera automática un progreso, y este afecta de manera positiva y directa a la autoestima, ya que podremos ver que el lograrlo sólo es cuestión de practicar una y otra vez.

Si logramos convertir estos tres consejos en hábitos, conseguiremos que la autoestima se incremente de manera considerable, afectando a nuestra vida en todas sus facetas.

Leave a comment

Your email address will not be published.