Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 113 83 18 | mostolespsicologo@gmail.com

Consejos para combatir la ansiedad

Consejos para combatir la ansiedad

Todo el mundo nos sentimos alguna vez nerviosos, tensos o estresados. Por eso siempre viene bien seguir algunos consejos para combatir la ansiedad.

Aprender a relajarse
Todos creemos que sabemos relajarnos. Pero sentarse o tumbarse frente a la tele o la pantalla del ordenador no es relajarse. Incluso, dependiendo de lo que veamos en la pantalla, podemos ponernos más tensos y decir adiós a la relajación. Lo mismo ocurre con sustancias como el tabaco o el alcohol (y las drogas en las personas que las consumen). Muchos pueden pensar que ayudan a aliviar el estrés y la ansiedad, pero esto no es más que un falso estado de relajación que sólo dura un rato.

Lo que se necesita es una técnica apropiada de relajación y respiración que produzca efectos físicos sobre la mente. La respiración profunda, por ejemplo, es muy útil para relajar un nervio muy importante que va desde el diafragma hasta el cerebro. Esto envía un mensaje al resto del cuerpo para que se deje ir, y así se consigue una buena relajación.

Hacer ejercicio, llevar una buena alimentación y dormir lo suficiente
Dedica el tiempo suficiente a dormir para poder satisfacer las necesidades diarias (no demasiado tiempo, pero tampoco demasiado poco). Consume alimentos que te proporcionen energía a largo plazo como cereales integrales, proteínas magras y fruta, en lugar de la inyección de energía de corta duración como la cafeína o el exceso de azúcar.

También es importante hacer ejercicio de manera regular para enviar oxígeno a todas las células del cuerpo, de manera que tanto el cuerpo como el cerebro funcionen al cien por cien.

Pasar tiempo con otras personas
Es importante pasar tiempo con la familia y los amigos. Las actividades organizadas con ellos son muy buenas, pero también sirve salir a dar un paseo o charlar un rato. Pasar tiempo y hacer cosas con quienes apreciamos y nos aprecian estrecha los lazos con las otras personas y nos ayuda a sentirnos apoyados. La experiencia de compartir y tener diversión, además, hace que nos preocupemos menos por las cosas y nos aporta alegría.

Si algo nos preocupa o nos tiene estresados, el hablarlo con otra persona que nos aprecia y sabe escuchar nos hace sentir comprendidos y afrontar los problemas con más garantías. No sólo nos ayuda a recordar que todos nos sentimos estresados algunas veces, sino también que no estamos solos.

Conectarnos con la naturaleza
Adentrarse en un bosque, hacer una excursión o pasear por un parque son unas buenas maneras de sentirse en paz y conectado con la naturaleza. Además, realizar actividades como hacer montañismo o senderismo, irse en la bicicleta de montaña o ponerse unas raquetas de nieve cuentan con el beneficio añadido de hacer ejercicio físico. Se puede hacer solo, yendo a un lugar que nos haga sentirnos seguros y relajados, o con amigos o familiares disfrutando al mismo tiempo de la sensación de compartir la experiencia.

Pensar en positivo
Y por último, por supuesto, centrarnos en cosas positivas, buenas y agradables. Soñar, desear o imaginar lo mejor que pueda ocurrirnos es otra forma de alejar preocupaciones de nuestra mente.


IMPORTANTE: Si la preocupación o la ansiedad se vuelven extremas, puede ser un síntoma de un trastorno de ansiedad. Las personas que padecen trastornos de ansiedad Es muy importante que las personas que lo sufren pidan ayuda a un especialista. Los consejos anteriores les pueden ayudar, pero en estos casos es imprescindible un tratamiento profesional.


Leave a comment

Your email address will not be published.