Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | mostolespsicologo@gmail.com

Instintos e intuiciones

Instintos e intuiciones

instintos

No solamente son los animales los que sienten los instintos, y ciertamente no tenemos la capacidad de comportarnos complejamente ni con conductas hereditarias, pero sí tenemos una serie e inclinaciones naturales hacia algunas situaciones.

Estas inclinaciones se activan frente a estímulos muy específicos, en los cuales no pensamos cómo reaccionar, y se caracterizan por tener un carácter adaptativo.

Todos nacemos con el instinto de supervivencia, lo traemos en la naturaleza, el hacer cosas para mantenernos vivos. Cuando esto ocurre la parte racional de la mente se desconecta permitiéndonos actuar enseguida poniéndonos a salvo.

Los instintos son respuestas automáticas y viscerales que se comunican con nosotros a través de la intuición. Se considera que la intuición es la forma sublime del instinto y aunque no interviene el razonamiento analítico, nos proporciona una información importante más elaborada y que no nos empuja enseguida con la primera señal de alerta.

La diferencia entre ambos es que el instinto nos lleva a actuar de manera inmediata, y la intuición es algo parecido a una señal de alarma que detiene a pensar.

Con la evolución y los adelantos de la civilización muchos instintos han desaparecido y la intuición ha disminuido. Hemos optado más por la razón e intentamos esconder los sentimientos y damos la espalda a ciertos instintos con el pensar de que no están a nuestro nivel de inteligencia.

Pero ojo, escuchar a los instintos no es juzgar, ni dejarnos envolver por ideales ni influencias, es oír lo que dice el cuerpo y la parte emocional que nos compone.

Los mensajes que encierran los instintos

  • -Sentir peligro
  • – Primera impresión
  • – Tomar la decisión correcta

Los instintos y las intuiciones son de fiar

Hemos huido a los instintos ya que pueden equivocarse, y las intuiciones pueden llevarnos a encontrar lo que no buscábamos. Dejarnos llevar por ambos no es una idea loca, con ellos podemos acertar en un 90% de los casos.

Muchas veces debemos poner en práctica la frase que dijo el escritor español Armando Palacio: “Cuando bordeamos un abismo y la noche es tenebrosa, el jinete sabio suelta las riendas y se entrega al instinto del caballo”.

Otra refrán que podríamos adaptar también a los instintos e intuiciones es: “Si el rio suena es porque agua trae”. Si sientes un continuo pensar en algo, en alguien, en una situación, si te has soñado con alguien de manera abrupta, puede que sean ambas tratando de indicarte un camino, o una mejor forma de tomar decisiones.

No les des la espalda, muchas veces el subconsciente actúa más rápido que nosotros y de alguna forma nos avisa a estar atentos a nuestro alrededor.

Leave a comment

Your email address will not be published.