Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 113 83 18 | mostolespsicologo@gmail.com

Las personas desconfiadas son más propensas a la demencia

Las personas desconfiadas son más propensas a la demencia

Todas las personas podemos sentir, en mayor o menor medida, desconfianza hacia otras personas. Es algo normal, ya que no en todos podemos confiar de la misma manera. Pero según algunos estudios, pensar que los demás actúan únicamente por intereses egoístas hace que aquellos que viven con desconfianza cínica sean más propensos a la demencia.

La creencia de que las otras personas actúan solo por intereses egoístas hace a quienes viven con esa desconfianza cínica más propensos a padecer demencia, según un estudio que publica la revista Neurology. La autora principal del estudio, Anna Maija Tolppanen de la Universidad del Este de Finlandia, señala que “estos resultados se suman a las pruebas de que la visión que se tiene sobre la vida y la personalidad puede tener un impacto sobre la salud de la persona. Entender cómo un rasgo de la personalidad como es el cinismo afecta al riesgo de padecer demencia podría ayudarnos a obtener un conocimiento muy importante a la hora de reducir esos riesgos”.

En la investigación llevada a cabo en dicho estudio se realizaron pruebas de diagnóstico de la demencia a 1449 personas con una edad promedio de 71 años, además de un cuestionario para valorar su nivel de cinismo. A los sujetos que intervinieron en el estudio se les hizo preguntas como si estaban de acuerdo con declaraciones como “Creo que la mayoría de las personas mienten para sacar ventajas” o “Lo más seguro es no confiar en nadie”.

Según su puntuación en las pruebas y el cuestionario, los participantes fueron clasificados en tres grupos, que indicaban nivel bajo, moderado y alto de desconfianza cínica.

El número de personas que completaron las dos pruebas de demencia fue de 662, la última de ellas realizada unos 8 años después de comenzar el estudio. Durante ese periodo se diagnosticó demencia a 46 personas.

Tras haber llevado a cabo ajustes estadísticos en cuanto a otros factores que pueden influir en el riesgo de padecer demencia como pueden ser el tabaquismo, la presión sanguínea alta o un alto nivel de colesterol, se comprobó cómo las personas que contaban con un nivel más alto de desconfianza eran tres veces más propensas a padecer demencia que aquellas cuyo nivel de cinismo era bajo. De las 164 personas que habían demostrado un nivel alto de desconfianza, 14 de ellas llegaron a desarrollar demencia, mientras que de las 212 personas con nivel bajo de cinismo la demencia se desarrolló en 9.

Otra de las conclusiones del estudio fue que son más propensas a morir temprano las personas con un nivel de desconfianza elevado que las que tienen un bajo nivel de cinismo.

Leave a comment

Your email address will not be published.