Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 113 83 18 | mostolespsicologo@gmail.com

El trastorno límite de la personalidad

El trastorno límite de la personalidad

El trastorno límite es un trastorno de la personalidad que hace que las personas que lo sufren tengan patrones de emociones inestables o turbulentas de manera prolongada. Esto hace que puedan llegar a tener relaciones caóticas con otras personas y acciones impulsivas.

Se desconocen las causas que pueden llevar a la aparición de este tipo de trastorno. La creencia es que se debe a una mezcla de factores familiares, genéticos y sociales. Hay una serie de factores de riesgo para el trastorno límite:

  • Haber sufrido abandono durante la niñez y la adolescencia.
  • Tener una vida familiar disociada.
  • Falta de comunicación en la familia, o comunicación deficiente.
  • Ser víctima de abuso emocional, sexual o físico.

El trastorno límite de la personalidad se da más a menudo en mujeres y en pacientes psiquiátricos hospitalizados.

Síntomas del trastorno límite
Las personas que sufren trastorno límite de la personalidad a menudo tienen incertidumbre acerca de quiénes son. Esto provoca que puedan cambiar de manera fácil y rápida sos valores e intereses.Muestran también una tendencia a ver las situaciones de manera extrema, en la que o todo es malo o todo es bueno. También cambian rápidamente y con facilidad sus puntos de vista sobre las otras personas, de manera que alguien puede ser admirable un día y odiado al día siguiente. Esta inestabilidad en los sentimientos hace que sus relaciones sean intensas e inestables.

Otros síntomas que se pueden encontrar en el trastorno límite son los siguientes:

  • Pánico a ser abandonado.
  • Poca tolerancia a la soledad.
  • Sensación de aburrimiento o vacío frecuentes.
  • Ira inapropiada manifestada frecuentemente.
  • Impulsividad, incluso en las relaciones sexuales o el consumo de sustancias.
  • Crisis repetitivas que pueden incluir autolesiones como tomar sobredosis o hacerse cortes.

Tratamiento
La terapia individual puede ser muy eficaz a la hora de tratar el trastorno límite, y también la terapia de grupo puede ayudar en ocasiones.

Los medicamentos en el tratamiento de este trastorno tienen un papel menor. Hay ocasiones en las que pueden ayudar a mejorar los altibajos del estado de ánimo, así como tratar otros trastornos como la depresión que pueden aparecer en las personas con trastorno límite.

Leave a comment

Your email address will not be published.