Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 113 83 18 | mostolespsicologo@gmail.com

Qué es el Trastorno Obsesivo Compulsivo

Qué es el Trastorno Obsesivo Compulsivo

El TOC, o Trastorno Obsesivo Compulsivo, es un trastorno de la personalidad que provoca que la persona que lo sufre tenga sentimientos, ideas, pensamientos, sensaciones o comportamientos repetitivos o indeseables que provoca que hagan algo de manera obsesiva y repetitiva. La persona se comporta en ocasiones de una manera concreta con el fin de librarse de esos pensamientos, pero el alivio es sólo temporal.

Si no pueden llevar a cabo esos rituales obsesivos, las personas que padecen TOC pueden sufrir y sentir una enorme ansiedad.

Causas del TOC
No se conocen con exactitud las causas de este trastorno. Las lesiones en la cabeza, el funcionamiento anómalo de ciertas zonas del cerebro y las infecciones se encuentran entre los factores que provocan el TOC, así como los genes (antecedentes familiares) de las personas que lo sufren. Este trastorno suele mostrar síntomas en la persona afectada a los 30 años de edad.

Síntomas del trastorno
Los síntomas que pueden alertar de la existencia del TOC son diferentes. Pero tienen en común el ser obsesiones y compulsiones que no han sido provocadas por ninguna enfermedad o consumo de sustancias estupefacientes, y además provocan sufrimiento o interfieren en la vida cotidiana.

Estos comportamientos compulsivos y obsesivos son diferentes, y llevan a la persona a realizar acciones de manera repetitiva ya sea mentalmente (la acción ocurre dentro de su cabeza) o físicamente, a través de su comportamiento). Algunos de estos comportamientos, muy conocidos, son:

  • Repetir palabras en silencio una y otra vez.
  • Contar de manera excesiva.
  • Revisar una y otra vez lo que ya se ha hecho, como por ejemplo apagar las luces o cerrar la puerta con llave.
  • Rezar una y otra vez en silencio.
  • Lavarse las manos continuamente para no exponerse a infecciones.

Tratamiento
El Trastorno Obsesivo Compulsivo puede tratarse mediante una combinación de medicamentos y terapia conductual. Los medicamentos utilizados para este trastorno suelen ser antidepresivos, estabilizadores del estado de ánimo y antipsicóticos. También ha demostrado ser eficaz la terapia cognitiva conductista, en la que el paciente se expone a la causa de sus pensamientos compulsivos con el din de aprender poro a poco a resistir las ganas de llevar a cabo la acción y poder tolerar la ansiedad al no realizarla. También sirve para reducir el estrés, la ansiedad, y resolver conflictos internos.

Leave a comment

Your email address will not be published.