Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 113 83 18 | mostolespsicologo@gmail.com

Consejos para controlar los nervios en los exámenes

Consejos para controlar los nervios en los exámenes

Para todos los estudiantes, las épocas de exámenes suponen un periodo lleno de ansiedad y nervios que pueden llegar a jugar malas pasadas. Afortunadamente, estos nervios pueden controlarse siguiendo algunos sencillos consejos.

Leer atentamente
Los especialistas recomiendan que, antes de lanzarse a responder preguntas como si el tiempo para hacer el examen se fuera a terminar enseguida, se dedique un tiempo a leer con atención todas las preguntas. Se recomienda que en primer lugar se haga una lectura general y después leer las preguntas una a una lentamente, para hacer una estructura mental de las posibles respuestas. Esto ayuda a que nos tranquilicemos y seamos capaces de ordenar nuestras ideas, lo que hace que el estrés sea menor y nos resulte más fácil responder correctamente.

Remedios naturales contra los nervios
Hay varios tipos de remedios naturales que contribuyen a dejar de lado los nervios y calmarnos durante los días que preceden al examen. Algunas plantas medicinales, como la tila, la pasiflora o la valeriana están elaboradas con ingredientes completamente naturales, y son muy efectivas contra la ansiedad. Podemos encontrarlas en infusiones o en forma de pastillas.

Mens sana in corpore sano
Un poco de ejercicio durante la semana puede ayudar a perder un poco los nervios y liberar tensiones durante las época de exámenes. Nadar o correr varias veces durante la semana puede venir muy bien, aunque se puede elegir cualquier deporte que ayude a despejarse y resulte agradable.

Evitar el exceso de cafeína
A pesar de poder mantenernos despiertos durante horas, los productos con dosis altas de cafeína no son aconsejables el día anterior al examen. Lo mejor es dormir al menos ocho horas antes del día del examen, para poder estar espabilado y despierto. Las bebidas con cafeína espabilan en el momento, pero cuando desaparecen sus consecuencias provocan agotamiento, cansancio extremo y falta de concentración. Un sueño reparador ayuda a que los conocimientos afloren con más facilidad y, de esta manera, no nos pongamos nerviosos.

Técnicas de relajación
Además de las plantas medicinales, podemos también recurrir a técnicas de relajación que nos ayuden a relajar tanto la mente como el cuerpo. El yoga es una buena opción. Pero si no se dispone de tiempo suficiente, se pueden realizar sencillos ejercicios como sentarse de manera cómoda, con la espalda recta, aspirar por la nariz y expulsar el aire por la boca. Después de unas cuantas repeticiones lentas de este ejercicio, notarás que te sientes mucho mejor.

Leave a comment

Your email address will not be published.