Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | mostolespsicologo@gmail.com

Interpretar los sueños

Interpretar los sueños

Los sueños suelen estar relacionados con sucesos ocurridos durante los días anteriores. Pero cuando son reiterativos, pueden tener un significado. Y aunque en ellos podemos ser más desinhibidos, nuestra mente igualmente les aplica censura. Por eso lo que nos ocurre en los sueños son más representaciones que experiencias de nuestra realidad.

Avalado por su experiencia clínica, Freud escribió sobre la interpretación de los sueños y sus escritos están al alcance de cualquier persona por la claridad de sus conceptos y su elocuencia. Esta interpretación suponía un recurso auxiliar a la hora de psicoanalizar las neurosis, y su significado era satisfacer los deseos que en el estado de vigilia no se habían quedado insatisfechos.

El inconsciente no tiene moral. Por ello, en el sueño intenta resolver la excitación moral que no ha podido ser canalizada adecuadamente, y de manera simbólica o no este desequilibrio queda resuelto.

En los primeros tiempos de la historia de la humanidad los sueños se asociaban al mundo de los seres mitológicos, y la creencia indicaba que revelaban verdades divinas y secretos del porvenir.

En la actualidad, las prácticas de control mental proponen como ejercicio, antes de dormir, programarse para soñar a voluntad. Para los seguidores de esta técnica, si la persona se ha adiestrado de manera adecuada puede llegar a soñar incluso los números de la lotería que resultarán premiados.

Más allá de que esto pueda ser o no cierto, interpretar los sueños puede utilizarse para revelar contenidos emocionales que el subconsciente mantiene reprimidos. Una peculiaridad del sueño es que puede poner a nuestra disposición recuerdos que nuestra mente mantiene inaccesibles cuando estamos despierto, desenterrando recuerdos de juventud con claridad incluso si no tuvieron importancia en nuestras vidas.

En el sueño, algo sin importancia ocurrido el día anterior puede jugar un papel relevante mientras que la muerte de una persona cercana puede desaparecer de la memoria. Esto prueba que no hay en la memoria nada que permanezca perdido, y que todo nos deja huella.

Platón solía decir que los hombres mejores son aquellos a lo que sólo en los sueños se les ocurre lo que los demás realizan estando despiertos. Pero lo cierto es que hay bastante consenso en considerar que, a pesar de parecer incoherentes o faltos de sentido, los sueños están cargados de un significado oculto inconsciente, como nos dice el proverbio que afirma “cuéntame lo que sueñas durante algún tiempo y te diré qué hay dentro de tí”.

Leave a comment

Your email address will not be published.