Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 113 83 18 | mostolespsicologo@gmail.com

Características y tratamiento del Trastorno por Dependencia

Características y tratamiento del Trastorno por Dependencia

Las personas con trastorno por dependencia a menudo han estado sobreprotegidas por sus padres, los cuales prestaban más atención a los posibles peligros que podían causar sus decisiones que a los beneficios. Debido a dicha sobreprotección desarrollan un comportamiento pasivo.

A menudo la fuente de estimulación es la madre, lo que provoca que las personas que sufren este trastorno sientan un apego especial hacia la figura materna y sientan ansiedad si tienen que separarse de ella.

Es habitual que estas personas hayan padecido durante la niñez o adolescencia alguna enfermedad crónica y, durante la fase oral, hayan recibido demasiada atención o no hayan recibido la suficiente. Respondiendo a las frustraciones o a las gratificaciones excesivas en la niñez terminan desarrollando un carácter oral de tipo pasivo que provoca debilidad de carácter o tendencia al alcoholismo.

Personalidad de las personas dependientes
Como consecuencia a los patrones de figuras protectoras que crean las personas que padecen este trastorno, más que buscar figuras de apego suelen elegir compañeros protectores y depender de ellos. La necesidad de diferenciarse de otros les provoca incertidumbre y zozobra, así como dificultad a la hora de afianzar su identidad personal.

La ansiedad es evidente en el proceso de diferenciación, y lo viven como si se tratara de una pérdida. Sienten ansiedad ante la soledad y euforia en compañía de figuras protectoras. Suelen vivir ancladas en el dilema de la dependencia o la independencia plena, sin que existan términos medios de menor o mayor independencia.

Al no tener una personalidad autónoma, suelen ser personas indecisas, conformistas y con poca crítica acia las figuras protectoras, orientándose más hacia los deseos y necesidades de los otros que hacia los suyos propios. Las críticas de los demás les hacen sentirse vulnerables, y temen al fracaso.

La personalidad de los dependientes se caracteriza por falta de autoestima, autoconfianza y asertividad, así como menosprecio hacia sí mismas y necesidad de afecto. Por esto último se suelen mostrar fieles, cordiales, amables, generosas y humildes. Además, tienden a desarrollar trastornos psicológicos.

El trastorno por dependencia comparte con el trastorno por evitación el temor a las críticas y la inseguridad que sienten quienes los padecen. Pero las personas con trastorno por evitación buscan protección y afecto pero no se fían de los demás, mientras que las personas con trastorno dependiente sí se fían de otros. Además, los evitadores prefieren el aislamiento y evitar a otras personas, mientras que los dependientes sienten un miedo a la soledad que les hace buscar la protección de otros.

Cómo tratar el trastorno
Una persona dependiente será suspicaz ante los avances terapéuticos que le lleven a lograr la independencia. Para tratar el trastorno se tienen que definir unos objetivos claros que lleven al paciente a abandonar el sentimiento de inutilidad según los va logrando, al mismo tiempo que desarrolla habilidades conductuales y aprende a tomar decisiones.

Leave a comment

Your email address will not be published.