Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | mostolespsicologo@gmail.com

Trastorno por Dependencia: Etiología y tratamiento

Trastorno por Dependencia: Etiología y tratamiento

Las personas que padecen trastorno por dependencia son, a menudo, sujetos que han sido demasiado protegidos por sus progenitores, quienes se preocupaban más de los peligros que podían conllevar sus decisiones que de los beneficios. Esta sobreprotección fomenta un comportamiento pasivo. La fuente de estimulación, a menudo, es la madre. Esto hace que las personas con este trastorno desarrollen un apego hacia sus madres que les lleva a sentir más ansiedad si se separan de ellas.

También a menudo estos sujetos han padecido enfermedades crónicas en la niñez o adolescencia, y en la fase oral no han recibido la suficiente atención, o bien han recibido demasiada. Su respuesta a las gratificaciones excesivas o a las frustraciones durante la niñez es lo que les hace desarrollar un carácter oral pasivo que desemboca en una tendencia al alcoholismo o una debilidad de carácter.

Personalidad
Debido a los patrones de figuras protectoras que desarrollan las personas con trastorno dependiente, tienden a buscar compañeros protectores y depender de estas figuras protectoras, más que buscar figuras concretas de apego. Ante la necesidad de diferenciarse de otras personas suelen sentir zozobra e incertidumbre, y tienen dificultades para afianzar su identidad personal.

En estas personas la ansiedad en el proceso de diferenciación es evidente, y viven dicha diferenciación como una pérdida. Al mismo tiempo, la compañía de figuras protectoras les produce euforia y la soledad les provoca ansiedad. Su vida suele anclarse en el dilema de la dependencia o la independencia plena, en el que no hay términos medios de mayor o menor independencia.

Dado que no desarrollan una personalidad autónoma, estas personas se muestran poco críticas ante las figuras protectoras, conformistas e indecisas. Se orientan más hacia los deseos y necesidades de las personas amadas que hacia las suyas, así como temen al fracaso y se sienten vulnerables ante las críticas de otros.

Las principales características de su personalidad son la necesidad de afecto, el menosprecio hacia sí mismas, así como la falta de asertividad, autoconfianza y autoestima. Tienden a mostrarse cordiales, generosas, fieles, humildes y amables, y a menudo desarrollan trastornos psicológicos.

Al igual que ocurre en el trastorno por evitación, las personas con trastorno por dependencia son inseguras y temen las críticas. Pero mientras las personas evitadoras no se fían de los demás aunque busquen afecto y protección, las dependientes sí se fían. Otra diferencia es que los evitadores se aíslan y tratan de evitar a los demás, mientras que los dependientes buscan la protección de otros debido al miedo a la soledad.

Tratamiento
A la hora de tratar este trastorno el terapeuta tiene que fijar unos objetivos claros para que el paciente con trastorno dependiente abandone el sentimiento de inutilidad a medida que alcanza dichos objetivos. Pero hay que contar en todo momento con la suspicacia que el dependiente sentirá hacia los avances terapéuticos destinados a lograr esa independencia. El paciente debe aprender a tomar decisiones y a desarrollar habilidades conductuales.

Leave a comment

Your email address will not be published.