Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 113 83 18 | mostolespsicologo@gmail.com

Consejos para afrontar el mal de amores

Consejos para afrontar el mal de amores

A la mayoría de las personas les han roto el corazón alguna vez, ya sea en la adolescencia o la madurez. Ante un amor no correspondido, una ruptura o la distancia que nos aleja de un ser querido, el mal de amores nos afecta y sus efectos en ocasiones son devastadores.

En una encuesta se preguntó a los participantes cómo se sentían tras una ruptura. La mayoría de los encuestados afirmaban sentirse sin energías, fatigados y sin fuerzas para salir de casa. Otra respuesta muy común era la falta de apetito, aunque solía darse más en el caso de las mujeres que de los hombres.

Tras un desengaño amoroso la mayoría de los afectados suelen retraerse y no dejar de pensar en la persona amada. Los sentimientos que más suelen surgir son la pena, la preocupación y el preguntarse uno mismo si no ha actuado correctamente.

Para poder enfrentarnos al mal de amores, hay algunos consejos a los que podemos recurrir.

Darnos tiempo
Borrar todos los recuerdos de alguien y todos los sentimientos no ocurre de la noche a la mañana, aunque a veces es lo que más queremos que ocurra. Tenemos que ser realistas y tener en cuenta que toda recuperación requiere tiempo.

Cuidar de nuestra imagen
Se dice que la cara es el espejo del alma, y es una gran verdad. Por muy grande que sea la tristeza, sentirse a gusto con uno mismo ayuda mucho a la autoestima y el estado de ánimo. Renovar el vestuario, apuntarnos a un gimnasio, ir a la peluquería… si cuidamos de nosotros mismos estaremos cuidando no sólo nuestro aspecto sino también nuestro interior.

Hacer cosas con amigos o familiares
Es difícil que nos encontremos con ánimos para salir, pero hay que intentar estar distraído y si es con personas que nos importan, mucho mejor. Salir a tomar algo, irse el fin de semana con la familia… este tipo de actividades harán que no pensemos en malos recuerdos.

Cuidado con las nuevas relaciones
Salir y hace que nos relacionemos con gente y también que conozcamos gente nueva. Y entre todas esas personas puede haber alguna que tenga interés en nosotros. Pero cuando termina una relación, el “un clavo saca a otro clavo” no siempre es una buena idea, sobre todo si es por despecho. Puede aliviarnos durante un tiempo, pero a la larga no sólo estaremos engañando a la otra persona sino también a nosotros mismos.

Leave a comment

Your email address will not be published.