Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | mostolespsicologo@gmail.com

Cómo mejorar la autoestima

Cómo mejorar la autoestima

Uno de los males que padecen muchas personas es el de la baja autoestima. Esto se debe a ciertas “normas sociales” que vemos en todas partes y que, cuando no se dan en nosotros, pueden hacernos dudar de nosotros mismos. El aspecto físico, la popularidad, la manera de actuar o desenvolvernos… pueden hacer que muchas veces nos sintamos atacados, heridos o despreciados cuando no “encajamos” con lo que para otras personas es prácticamente imprescindible.

Sin embargo, aún si no encajamos en algunas de esas cosas, hay otros aspectos que nos hacen diferentes y únicos. Nuestras aptitudes, virtudes, habilidades, fortalezas… son lo que nos hacen ser quienes somos y tener el valor que tenemos independientemente de lo que otros piensen de nosotros. Y en eso es en lo que nos tenemos que centrar para reforzar nuestra autoestima.

Conocer nuestras virtudes y defectos
El primer paso para mejorar nuestra autoestima es ponernos delante del espejo y reconocer todas nuestras cualidades y virtudes, pero también nuestros defectos. A partir de ahí, conociéndonos en profundidad, podemos ponernos manos a la obra. Para demostrar todo nuestro potencial podemos reforzare esas capacidades y habilidades con las que contamos, y así podremos sentirnos sobresalientes y útiles.

En cuanto a los defectos, no todo es algo determinado por la naturaleza. Todos somos dueños de nosotros mismos, y por eso podemos cambiar aquello que no nos guste. si hay algo que nos molesta, podemos ponerle freno. Y si hay algo que creemos que podríamos mejorar o aprender, entonces hacerlo está sólo en nuestras manos.

Nada de autocompadecernos
Un error muy habitual es el autocompadecerse por lo que no tenemos o no somos. Este es generalmente el momento en que la autoestima cae en picado. Ser conscientes de nuestros defectos no hace que seamos personas más débiles, sino que nos sirve de ayuda, ya que la manera de poder subsanar un error es precisamente conocerlo.

La envidia nunca es buena
Siempre habrá alguien que parezca perfecto y su vida pueda parecernos envidiable. Pero lo cierto es que todos nos sentimos inseguros alguna vez, tememos algo o tenemos defectos. No hay que perder el tiempo pensando en la vida de los demás o en lo superiores o inferiores que puedan parecernos. Uno de los errores más comunes es basar la autoestima comparándonos con otros, cuando la base de nuestra autoestima debe estar en nuestro interior y en la satisfacción con nosotros mismos.

Leave a comment

Your email address will not be published.