Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 113 83 18 | mostolespsicologo@gmail.com

Cómo puedes superar los celos enfermizos

Cómo puedes superar los celos enfermizos

Los celos son algo extendido entre las personas, un temor o preocupación a perder a la pareja que en ocasiones es intenso y que cuando es irracional e injustificado puede ser enfermizo. Esto hace que se considere a la pareja como una posesión que se quiere conservar cueste lo que cueste, y daña seriamente la relación. Las parejas deben tener confianza mutua, y nunca considerar a la otra parte como algo de su propiedad.

En casos extremos lo más aconsejable es buscar la ayuda de un especialista en terapia de pareja. Pero vamos a ver algunas sugerencias para tratar los celos sin tener que llegar a ese extremo.

  • Ponerle freno a los pensamientos negativos que provocan que los celos crezcan y se hagan más problemáticos. Hay que tratar de eliminarlos y reemplazarlos por pensamientos de confianza y seguridad, que harán que el malestar se alivie. También debemos saber diferenciar si estamos viendo fantasmas donde no los hay o si nuestro temor tiene algún motivo real.
  • Evitar comprobar qué ocurre constantemente. Esto puede aportar un alivio momentáneo que en realidad es falso, ya que más tarde querremos volverlo a comprobar y caeríamos en un círculo vicioso que prolonga el sufrimiento.
  • Respetar el espacio individual de nuestra pareja y el espacio compartido. Cuando se tiene una pareja, hay que poder disfrutar de los intereses propios así como de los que compartimos con la otra persona. La diferencia entre unos y otros no debe ser motivo de conflicto.
  • Trabajar el autocontrol y la comunicación. Cuando se sufren celos, y especialmente si son excesivos, lo que hay que hacer es buscar una solución. Y para ello debemos ser capaces de dialogar con la otra persona y hacerlo con serenidad y claridad. Lo que no se debe hacer nunca es caer en el error del victimismo, el ataque verbal, las amenazas o el culpar a algo o a alguien de la situación.
  • Hablar con personas de confianza. Siempre viene bien contar con una segunda opinión que ayude a evaluar la situación de manera más objetiva y reflexionar. Pero no se debe olvidar contar todo con objetividad para que el punto de vista de la otra persona no se vea afectado.

Leave a comment

Your email address will not be published.