Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 113 83 18 | mostolespsicologo@gmail.com

Estimular la creatividad en los niños

Estimular la creatividad en los niños

De entre las cualidades de los seres humanos, la creatividad es una que resulta fundamental, ya que ayuda a vencer la rutina a la vez que nos hace mejorar, y tiene un efecto tanto en el progreso como en el bienestar social. Esta capacidad para cambiar a la sociedad, a las personas, y mejorar es una de las claves para saber resolver los retos del día a día y mejorar nuestra vida, la sociedad y el entorno.

Pero según algunos investigadores, estamos viviendo un momento de crisis creativa. Algunos estudios, como el que llevó a cabo Kyung Hee Kim en los Estados Unidos tras recoger datos de casi 300.000 adultos y niños, indican que en los últimos 20 años los niños se han vuelto menos expresivos emocional y verbalmente, menos perceptivos, menos vitales y pasionales, menos cómicos, menos habladores y menos enérgicos.

Esto ha provocado que los niños tengan una menor aptitud para relacionar cosas en principio irrelevantes, tengan una menor capacidad de sintetizar, y sus probabilidades de ver cosas desde distintas perspectivas hayan descendido. Por ello, Kyung Hee Kim afirma que desarrollar la creatividad es fundamental en el momento social que estamos viviendo.

La creatividad nos aporta unas ventajas a nivel psicológico que nos serán de gran ayuda:

  • Construir la autoestima o mejorarla.
  • Aumentar la conciencia de uno mismo.
  • Desarrolla las habilidades de comunicación.
  • Mejor socialización.
  • Mayor integridad.

Al ser el punto que uno la imaginación y la realidad, la creatividad nos abre una puerta tanto a las emociones como al conocimiento. Es, por tanto, un derecho de los niños y una responsabilidad de todas las personas. Algunas guías, como la creada por The Creativity Institute, nos ofrecen consejos que ayudan a incentivar la creatividad, como los siguientes:

  • Cuando un niño nos pregunte algo, debemos cuestionarle para saber lo que él piensa.
  • Hay que fomentar su autonomía.
  • Intentar inventar un cuento y pedirle al niño que continúe la historia.
  • Cambiar el final de algún cuento conocido. ¿Qué pasaría si Cenicienta no tuviera que salir corriendo a medianoche?
  • Respetar los puntos de vista del niño, pero enseñándole tolerancia.
  • Explicar tanto lo que son las discapacidades como la manera de aceptar a quien es diferente.
  • Estimular sus cinco sentidos.
  • Intercambiar roles, asumiendo su lugar y ofreciendo el niño tanto herramientas que puedan ayudarle a solucionar problemas como aprender de situaciones de peligro o conflictivas.

Leave a comment

Your email address will not be published.