Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 113 83 18 | mostolespsicologo@gmail.com

Causas del estrés vereaniego

Causas del estrés vereaniego

El verano es la época del año que casi todo el mundo espera porque llega el momento de irse de vacaciones, dejar la rutina diaria, disfrutar del sol y el buen tiempo… pero también puede ser una época en la que, a pesar de ser supuestamente días para descansar y relajarse, el estrés hace su aparición. ¿Por qué ocurre esto, y cómo podemos evitarlo?

Cuando tenemos una rutina diaria que nos somete al estrés, no somos conscientes de las sensaciones de nuestro cuerpo como lo hacemos en las vacaciones, cuando el ritmo de vida es más bajo. Entonces esas sensaciones se acentúan y nos percatamos de ese estrés acumulado que provoca, en ocasiones, más estrés.

También es habitual que durante las vacaciones no se deje de lado la rutina que se debería haber quedado atrás, se piense en el trabajo y esto no nos deje relajarnos ni centrarnos en nuestro descanso, lo que aumenta el estrés.

Otro factor estresante son los preparativos de las vacaciones, viendo que el tiempo vuela, así como la preocupación por que nada vaya mal ni haya problemas durante esos días que tanto tiempo llevábamos esperando. Si algo pasa, sentimos una ansiedad que debemos vencer de alguna manera.

Y tampoco hay que olvidar algo que en los últimos tiempos hace que nos estresemos cuando deberíamos estar disfrutando: las redes sociales. Cada vez es mayor el número de personas que sienten la necesidad de compartir lo que hacen, postear fotos, vídeos, ver lo que hacen sus conocidos… Hay que desconectar y centrarse en la vida real.

Cómo se puede combatir el estrés veraniego
Hay algunas sugerencias que se pueden poner en práctica para que el verano sea tranquilo en lugar de estresarnos:

  • Planificar todo lo que queremos hacer para poder gestionar el tiempo adecuadamente.
  • Dedicarnos a hacer todo aquello que nos gusta y nos aporta bienestar.
  • Poner en práctica técnicas de meditación, respiración o relajación.
  • Dejar de lado las tecnologías (teléfono, tablet, redes sociales, etc).
  • Dormir al menos 8 horas.
  • Mantener unos hábitos de alimentación adecuados.
  • Olvidarse del trabajo.

Leave a comment

Your email address will not be published.