Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 113 83 18 | mostolespsicologo@gmail.com

Qué causa la desconfianza

Qué causa la desconfianza

Ser desconfiado es algo que a todos nos ocurre durante nuestra vida. Sentimos desconfianza hacia una situación que no nos aporta seguridad o hacia una persona que no nos parece de fiar. Pero también existe la desconfianza extrema, que se convierte en algo enfermizo, obsesivo y exagerado, que afecta a muchísimas personas.

¿Cuál es el origen de esta desconfianza tan exagerada? suele comenzar cuando durante la infancia se han sufrido abusos, humillaciones o manipulaciones. Son experiencias muy dolorosas que marcan profundamente tanto a la persona como a la manera en que ésta siente, piensa y se desenvuelve cuando es adulta.

Algunas de estas situaciones son:

  • Abusos o maltratos físicos durante la niñez.
  • Ser objeto de humillaciones, menosprecios y burlas, lo que se conoce como abuso verbal.
  • Había alguien que disfrutaba viendo sufrir al niño-
  • El niño era obligado mediante amenazas y castigos a hacer cosas.
  • Uno de los padres recordaba al niño constantemente que no podía confiar en nadie.
  • Hay alguien que comenzó a hacer daño al niño de manera deliberada cuando se supone que le debía proteger y cuidar.

Cuando se ha sufrido alguna de estas traumáticas experiencias, la persona no encuentra las relaciones como algo relajante, sino que les parecen peligrosas e impredecibles. Eso hace que se sientan vulnerables y den por hecho que los demás buscan herirles, utilizarles y traicionarles. Lo ven como algo normal y por ello no piden el respeto que merecen.

Al acostumbrarse a estar en guardia y mantenerse a la defensiva, siempre que alguien hace algo agradable por ellos creen que están buscando algún tipo de beneficio, que lo hacen por interés y que tienen razones ocultas. Por eso sus relaciones no suelen ser duraderas ni sanas.

El sentimiento de inutilidad que crean los abusos, maltratos y humillaciones es muy poderoso, y provoca una gran falta de autoestima que lleva a la persona a avergonzarse de quién es, creer que no vale nada y que no tiene derecho a pedir respeto ni a defenderse.

Hay que impedir a toda costa que esta desconfianza extrema siga controlándonos, y para ello la atención de un especialista en psicología puede ser muy importante.

Leave a comment

Your email address will not be published.