Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 113 83 18 | mostolespsicologo@gmail.com

Los músculos de la mente también mejoran con el ejercicio

Los músculos de la mente también mejoran con el ejercicio

Todos sabemos muy bien las ventajas físicas que aporta el ejercicio a nuestro cuerpo, y cómo lo fortalece. Pero ¿puede también fortalecer la mente? Parece que la respuesta es sí, de acuerdo con ciertos estudios e investigaciones que se han llevado a cabo en animales y en personas.

Estudios realizados con ratones han comprobado que la actividad física hace que el suministro de se sangre al cerebro sea mayor. Uno de estos estudios se llevó a cabo con cuatro grupo de ratones.El primer grupo utilizó durante una hora diaria una rueda giratoria. El segundo grupo utilizó durante el mismo tiempo una rueda de andar, y el tercer grupo estaba compuesto por ratones sedentarios.

Pasado un mes se advirtió que en los ratones de los dos primeros grupos el suministro de sangre al cerebro había mejorado y aumentado, mientras que se mantuvo invariable en el tercer grupo. Cuando el suministro de sangre al cerebro aumenta se mejora el desempeño, ya que el cerebro recibe una cantidad de oxígeno y energía mayor.

Con los ratones del último grupo se llevó a cabo un experimento diferente, consistente en hacerles aprender a recorrer un camino en el que encontraban obstáculos, una actividad que más que física es de aprendizaje. Al finalizar el estudio, comprobaron que el cerebro de estos ratones había desarrollado más conexiones neuronales.

Las pruebas llevadas a cabo en personas han demostrado que las personas que mejor mantienen sus capacidades cognitivas son aquellas que se mantienen en forma a medida que envejecen. Los estudios comprobaron en personas mayores tenían un desempeño mejor en tareas cognitivas como el tiempo que se tarda en reaccionar, el vocabulario, la memoria y el razonamiento que aquellas que eran sedentarias. En los jóvenes se han realizado estudios similares que muestran las mismas diferencias entre aquellos que son sedentarios y aquellos que practican ejercicio, con la diferencia de que en estos estudios aparecen algunas variaciones.

Pero hay algo en lo que todos estos especialistas coinciden, y es en advertir que el área de efecto del ejercicio es limitada. Esto significa que el efecto desaparece cuando dejamos de hacer ejercicio.

Leave a comment

Your email address will not be published.