Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 113 83 18 | mostolespsicologo@gmail.com

Cómo el otoño nos cambia el humor

Cómo el otoño nos cambia el humor

La semana pasada entró el otoño, y con ello las vacaciones son algo del pasado y la rutina diaria de ir a clase, a trabajar y llevar un ritmo de vida acelerado vuelve a ser nuestro día a día. Y con el otoño, además de la rutina, llegan ciertas alteraciones del estado de ánimo.

En estas primeras semanas de la nueva estación podemos notar ciertos signos, totalmente normales en las personas, relacionados con una serie de cambios fisiológicos consecuencia del cambio en el clima propio del otoño, y que se hacen más intensos a medida que avanzamos hacia el invierno.

El primero de ellos es el descenso en los niveles de serotonina y aumento en los de melatonina como consecuencia de la disminución de la luz solar. Estas hormonas son las responsables de regularizar el estado de ánimo y el sueño, de manera que la alteración en su niveles produce un bajón de nuestro humor y un descenso en la motivación que nos hace sentir irritables y tener dificultad para dormir y para concentrarnos.

No debemos confundir estas señales como síntomas de trastorno afectivo estacional, ya que este tipo de depresión, aparte de darse de manera cíclica y surgir siempre en las mismas estaciones, afecta a un porcentaje bajo de la población y es duradera, además de afectar seriamente al día a día de quienes la padecen hasta el punto de incapacitarles. Por el contrario, en los cambios otoñales en el estado de ánimo los signos son más sutiles y no resultan incapacitantes ni gravemente perjudiciales.

Esto no significa que no hagamos todo lo posible para mitigar sus efectos sobre nuestro ánimo. Para ello es importante tener una alimentación adecuada, rica en vitaminas (sobre todo B y C) que ayuden a regular nuestro cuerpo. Si además hacemos ejercicio, nuestro estado de ánimo se verá muy beneficiado y podremos descansar mejor por la noche.

Y algo muy importante es no dejar de lado esas cosas que hacemos durante las estaciones más agradables como el verano. Pasear, hacer alguna escapada el fin de semana, salir con los amigos, pasar tiempo con familiares… Que haya menos horas de luz no es excusa para dejar de hacerlo, y además es una manera de disfrutar de esta estación en lugar de verla de manera negativa.

Leave a comment

Your email address will not be published.