Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | mostolespsicologo@gmail.com

Cambios que provoca el frío en el comportamiento

Cambios que provoca el frío en el comportamiento

¿Cuántas veces, a lo largo de la semana e incluso del mismo día, hablamos del tiempo? Sobre todo en las últimas semanas, después de las intensas bajadas de temperatura que hemos sentido y las nevadas que hemos visto caer. Más allá de lo más o menos que hablemos de ello, lo cierto es que el tiempo (especialmente los cambios extremos recientes) nos afectan tanto físicamente como en nuestro comportamiento y nuestra mente.

El cuerpo humano no se mantiene indiferente a los efectos externos. Y las transformaciones en las funciones del organismos, tanto las agradables como las perjudiciales, podemos atribuirlas al clima. El calor y el frío se manifiestan de diferentes maneras en nuestro cuerpo, y varios estudios han comprobado que cuando el clima y el tiempo es más inestable los cambios que provoca en nuestro cuerpo nos afectan a nivel de bienestar, malestar, y conducta.

Las temperaturas más bajas ayudan a dormir mejor
Natalie Dautovich, estudiosa de la Fundación Nacional del Sueño, afirma que en ambientes más “refrigerados” los sueños son más placenteros. Según Dautovich, entre 16 y 20 grados es la temperatura ideal dado que el cerebro se prepara para dormir cuando la temperatura corporal disminuye.

Los climas extremos provocan más problemas psicológicos
El riesgo de padecer trastornos mentales es mayor en aquellas zonas donde los fenómenos meteorológicos como las inundaciones o los huracanes extremos son más intensos porque someten a las personas a un estrés que puede causar secuelas de tipo psicológico más duraderas. De hecho, en un informe de la Fundación Vida Silvestre se afirma que alrededor de 200 millones de personas pueden padecer ansiedad debido a los efectos del cambio climático.

El invierno afecta a la salud mental
En otros posts hemos hablado de la depresión invernal o trastorno afectivo estacional, que ven cómo sus efectos aumentan durante estos meses en los que hay más horas de oscuridad y los días son más cortos. Los especialistas cifran en más de 10 millones el número de personas afectadas por este trastorno. A este respecto, la profesora de psiquiatría Michelle Riba, también directora asociada del Centro de Depresión de la Universidad de Michigan, recomienda tratar la depresión subyacente a las personas en las que se detecte durante los meses invernales un patrón regular de tristeza, aflicción o ansiedad.

Menos alegría con temperaturas bajas
En los climas más moderados, como se ha comprobado en varios estudios, las personas tienen un mejor estado de ánimo, razón por la cual en lugares con inviernos más cálidos que otros las personas se sienten más felices. Uno de los motivos es la facilidad para hacer más cosas al aire libre si las temperaturas son menos extremas.

Enfermedades
Todos sabemos que el sistema inmunológico se encuentra más expuesto en los meses de invierno, ya que se debilita la respuesta defensiva de las mucosas respiratorias, que es la principal vía de entrada de agentes infecciosos. Eso hace que se desarrollen enfermedades con más facilidad, algo que afecta a la salud mental y produce cambios en el humor, el comportamiento, la actitud y el estado de ánimo.

Leave a comment

Your email address will not be published.