Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | mostolespsicologo@gmail.com

Los celos y su relación con la autoestima

Los celos y su relación con la autoestima

Ya hemos hablado anteriormente de los celos, de la manera en que se dan entre parejas o hermanos, y de la forma en que afectan a las personas. Las emociones generadas por los celos son muy intensas siempre, y el origen de los mismos (sobre todo en los celos que se dan en las parejas) se suele atribuir, aunque no sea la única causa, a la baja autoestima. Esto en cierta medida es cierto… pero no completamente.

Cuando alguien es celoso, la posibilidad de ser engañado o perder a la persona a la que quieren le resulta insoportable, y eso hace que trate de asegurarse en todo momento de que no va a ocurrir. El problema es que la necesidad de buscar constantemente pruebas que le ayuden a disipar sus dudas produce el efecto contrario, y genera más dudas que esa necesidad de control no termina de eliminar. Esa es la razón de que una persona que tiene baja autoestima y siente celos tienda a buscar continuamente pruebas que calmen esas amenazas que ve en todas partes.

Así, la mezcla de necesidad de control más ver amenazas todo el tiempo es el factor que desencadena los celos y las conductas de carácter compulsivo que provocan esa obsesión por buscar de manera constante una confirmación de los sentimientos de la otra persona.

Un factor muy importante a tener en cuenta es que en las personas con baja autoestima, el nivel de la misma depende de los demás, y por tanto consideran que son los demás los que deciden si valen o no valen. Esto hace que tiendan a pensar “si le gusto a otros, entonces soy guapo/a”. Así, desarrollan una intensa necesidad de recibir halagos o mensaje positivos y andar constantemente comprobando qué le da la otra persona. Así, la suma de esa necesidad de estar pendiente y de su propia inseguridad hace surgir las sospechas acerca de la conducta de la persona amada.

Esto hace que, por un lado, una autoestima baja pueda ser el origen de los celos, y por otro lado los celos pueden tener como consecuencia una autoestima baja. Así mismo, los celos pueden afectar a una autoestima que era alta antes de que surgieran, debido a la inseguridad que se tiene ante la fidelidad y los sentimientos de la pareja, de la misma manera que tener una autoestima baja antes de los celos provoca dicha inseguridad.

Paradójicamente, la necesidad que tiene la persona celosa de si saber si su pareja le está siendo infiel es lo que hace que la única manera de calmar su temor sea tener una prueba de que la infidelidad realmente se ha producido, y no le valdrá ningún argumento ni prueba que demuestren lo contrario. Eso sólo le generará más dudas, llevándole siempre a pensar que no ha buscado en los lugares en que tenía que hacerlo.

De hecho, en los tratamientos de la celopatía se trata de ayudar al paciente para que pueda convivir con su temor, ya que el hecho de que una infidelidad sea poco probable no tiene que significar necesariamente que no vaya a suceder. Y a esa mínima probabilidad es a la que se aferran las personas celosas para crear ese “círculo vicioso” de pensamientos con el fin de descartar todas las opciones o confirmar algo que realmente no ocurre.

Leave a comment

Your email address will not be published.