Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | mostolespsicologo@gmail.com

Cómo dejar de lado la pereza

Cómo dejar de lado la pereza

La fatiga, la sensación de aburrimiento y la incapacidad de hacer las cosas correctamente, y especialmente si se dan al mismo tiempo, son síntomas muy reveladores de la pereza. Esta sensación surge debido a diferentes factores que nos desaniman exponencialmente en las tareas comunes.

Pero ¿se puede vencer a la pereza? Y si es así, ¿cómo podemos lograrlo?

La pereza se puede curar sin que necesitemos ninguna fórmula mágica, aunque no resultará fácil si ese estado de inactividad es algo en lo que nos encontramos cómodos. Todo depende de uno mismo, así como cuándo se va a superar.

Pero, se tenga dificultad o no, nunca vienen mal algunos consejos para que salir de la pereza sea más seguro y sencillo.

  • Practicar deporte. No hay duda de que la actividad física es uno de los mejores aliados a la hora de prevenir o quitarse de encima la pereza. Y esta actividad física se hace a través del ejercicio o el deporte, que nos sirven para estar ocupados y para mantener la mente y el cuerpo activos.
  • Baños de agua fría. Es otra manera de acudirse la pereza, sobre todo si no es una sensación que tengamos habitualmente pero nos levantamos algo desanimados y sin ganas de hacer nada. El agua fría nos espabila y activa el cuerpo, haciéndonos sentir regenerados y nuevos.
  • Ir a eventos sociales. Una buena parte de la pereza surge por enfocarnos en una sola cosa y hacerla, de manera que termina estresándonos y desanimándonos y terminamos sin ganas de nada más que dormir y dejar de pensar en eso. Podemos recuperarnos de esto y recargar las pilas dando un paseo, saliendo a algún sitio, socializando o yendo a reuniones. Eso nos distraerá y en poco tiempo estaremos otra vez listos para retomar la rutina habitual.

Leave a comment

Your email address will not be published.