Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | mostolespsicologo@gmail.com

Los regalos, vistos desde la psicología

Los regalos, vistos desde la psicología

Los regalos son algo que esconden todo un ritual con implicaciones psicológicas asociadas. Y quien no lo crea, sólo tiene que recordar el tiempo que ha dedicado a pensar en un regalo que hizo a alguien a quien aprecia.

La persona a la que regalamos, el motivo del regalo, el mensaje que transmitimos, la intención con la que lo hacemos, los sentimientos que tenemos hacia esa persona… ¿Quién duda entonces de la carga psicológica del acto de regalar?

Qué es lo que dice el regalo
Cualquiera sabe que en las primeras posiciones de lo que queremos decir al hacer un regalo se encuentran el “te quiero”, el “me importas”, el “te echo de menos” y el “me siento orgulloso”. Otra parte importante es el pensar en las necesidades y en los gustos de la persona a la que hacemos el regalo.

Sin olvidar, claro está, que detrás de cada regalo hay un mensaje que enviamos. Puede ser un mensaje de amistad, de amor, de reconocimiento, o incluso de enojo. En nuestra cultura, cada regalo tiene siempre una función. Y por eso regalar es un acto que no se debe tomar a la ligera, porque lo que regalamos dice mucho de nosotros. Podríamos decir, de acuerdo con los expertos en psicología, que un regalo es un reflejo de los sentimientos, de las intenciones y de la personalidad.

De ahí la importancia de pensar bien en el regalo que hacemos, desde lo que vamos a regalar hasta la manera de envolverlo. Por ello, vamos a ver ciertos aspectos importantes en un regalo.

  • Un regalo sirve para mejorar nuestras relaciones, por lo que no se trata de un objeto cualquiera.
  • Las flores, aunque su vida es fugaz, son regalos con una carga emotiva y simbólica enorme. Las flores demuestran ternura, amor y reconocimiento, y llenan de armonía y paz el lugar en el que se ponen.
  • Desde tiempo inmemoriales las piedras preciosas han tenido mucho misticismo y una intensa carga de energía, sentimental y emocional. Las piedras preciosas y las joyas son de los regalos con mayor carga emotiva, por lo que son lo que más se suele regalar en las relaciones amorosas.
  • Últimamente es cada vez más habitual regalar experiencias, debido a que cada vez más personas prefieren disfrutar de una experiencia que de un objeto.

Los regalos no se basan en lo que cuestan, sino que van más allá de eso. Lo mejor es que pensemos en la persona a la que vamos a hacer el regalo, lo que le queremos demostrar y qué mensaje queremos enviar. Regalar algo que sabemos que utiliza habitualmente esa persona puede servir para sacarnos de un apuro, pero no debemos olvidar que cada cosa tiene su momento.

Como ya hemos comentado, un regalo dice mucho de nosotros. Por eso lo debemos elegir muy cuidadosamente, y dar una buena impresión.

Leave a comment

Your email address will not be published.