Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | mostolespsicologo@gmail.com

La hipersensibilidad de las personas superdotadas

La hipersensibilidad de las personas superdotadas

Hay una característica común a las personas que son superdotadas y que tienen altas capacidades, independientemente de su edad, y no es otra que la hipersensibilidad que se da en ellas. Si para una persona normal y corriente la media suele estar en un valor de entre 4 y 6, en casi el 90% de los casos de personas superdotadas este valor se incrementa hasta el 9 o incluso el 10.

Un elevado nivel de sensibilidad se da cuando:

  • Se tiene tendencia a basar los propios juicios en gustos, preferencias y valores estéticos.
  • La sensibilidad y la empatía juegan un papel importante en sus consideraciones.
  • Se tiende a tener gustos e intereses refinados.
  • Los aspectos subjetivos en cualquier situación suelen utilizarse tanto como apoyo que los funcionales se dejan de lado.
  • Una buena estrategia deportiva no se aprecia tanto como un bello poema.
  • Se reacciona a las críticas con una sensibilidad inusual.
  • Para el psicólogo Raymond Cattell, estas personas son inmaduras, cariñosas, introspectivas e imaginativas, hipocondríacas, dependientes, necesitadas de atención, personas que piden constantemente y que son frívolas.

El origen de esta característica de la personalidad de las personas superdotadas puede estar, además de capacidades de tipo estético más altas relacionadas con la inteligencia, a la sensación de ser diferentes del entorno y de quienes les rodean, además de a la autoestima baja que los superdotados suelen tener durante la infancia y adolescencia.

Dado que la hipersensibilidad suele asociarse al género femenino, no es extraño que muchos adolescentes y jóvenes superdotados la traten de camuflar pasando desapercibidos, sin llamar la atención, en silencio, o rodearse de mecanismos de defensa que impidan que otros se acerquen y puedan hacerles daño. Mientras la primera opción está muy relacionada con la actitud y comunicación pasiva, la segunda se relaciona con un estilo más agresivo.

Lo que siempre se recomienda, no sólo a las personas superdotadas sino en muchos otros casos, es permitir que esa sensibilidad a flor de piel tenga una vía de escape, aceptarla, y utilizarla para ser emocionalmente más fuertes y poder enfrentarnos a la vida sin camuflajes ni armaduras que puede que nos protejan, pero al mismo tiempo nos están limitando a nivel personal y nos aíslan socialmente.

Leave a comment

Your email address will not be published.