Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | mostolespsicologo@gmail.com

Consejos para prevenir los celos

Consejos para prevenir los celos

Desde la antigüedad, los celos se habían visto como una emoción romántica, una idea que la literatura se había encargado de alimentar. Pero sabemos que los celos tienen un lado oscuro en el que es mejor no caer.

Este lado oscuro es en el que se encuentran los celos patológicos, cuyo mejor ejemplo es la Celotipia. Esta patología es una obsesión o paranoia que produce pensamientos irracionales y constantes sobre el miedo a perder a la pareja o a que nos engañe con otra persona. A menudo también estos pensamientos incluyen la sospecha de que la pareja esté ya siendo infiel.

El origen de los celos a menudo está en la propia inseguridad. Esto hace que las personas inseguras sean más propensas a padecer celos en sus relaciones, aunque este no es el único factor que influye. Otro factor es el que ya se ha comentado del miedo a perder a la pareja.

Otro aspecto que influye enormemente es la dependencia emocional. Las personas que dependen emocionalmente de otras, que son incapaces de estar solas, y que se valoran según las opiniones de los demás tienden a buscar seguridad, apoyo o protección teniendo pareja, sin parase a valorar si la otra persona le conviene o no.

Cuando se sienten celos es importante saber muy bien qué tipo de celos se están padeciendo y, en especial, saber diferenciar si están fundamentados o si no tienen motivo alguno. También cuentan mucho las experiencias pasadas y si se ha pasado a ser una persona desconfiada. Todas las personas son diferentes, y cuando se termina una relación es conveniente dejar pasar un tiempo para curarse las heridas y poder tener una relación nueva dejando atrás el rencor, el sufrimiento y el miedo.

Por eso, si se desconfía por lo ocurrido en una relación anterior, antes de tener una nueva pareja se deben eliminar las emociones relacionadas con la ex pareja y trabajar, en caso de que existan, en los celos que se tienen en ese momento.

Qué hacer para evitar los celos
Si queremos evitar caer en los celos, podemos prestar atención a los siguientes aspectos:

  • Seguridad. Eliminar la inseguridad es el paso más importante para prevenir celos irracionales. Tenemos que tener muy claro lo que valemos como personas y lo dignos que somos de ser amados, así como lo que hemos por nuestra pareja y por nosotros mismos.
  • No tener miedo a perder. Es otro aspecto de gran importancia. Nuestra pareja tiene que estar a nuestro lado porque quiere hacerlo, no porque le impidamos que quede con otras personas de su entorno o porque la tengamos “encadenada”. Hay que dar libertad a la pareja. Y si nos deja, entonces probablemente no era conveniente para nosotros. Pero si no lo hace, si está con nosotros y se esfuerza en la relación, ¿no es motivo suficiente para pensar que de verdad nos quiere y que no tienen sentido los celos?
  • Autovalorarse. Hay que saber quiénes somos, qué aportamos a la relación, qué nos hace sentir orgullosos en la relación y qué es lo que admira de nosotros nuestra pareja. Debemos ser conscientes de nuestro valor, así como de las cosas que creemos que podemos mejorar.
  • “¿Quién mejor que yo?”. Si pensamos que somos la mejor persona para nuestra pareja, nos haremos a la idea de que no buscará otra persona al igual que nosotros no buscaremos a otra. Esto aporta seguridad.
  • Conocer nuestras capacidades. Casi todos somos más fuertes de lo que pensamos, pero también tendemos a fijarnos más en nuestros fracasos que en nuestros éxitos. Tenemos que reflexionar y entender en qué somos buenos, en qué hemos triunfado y en qué nos hemos sorprendido agradablemente a nosotros mismos. Así, tendremos claro que valemos tanto como cualquiera o incluso más.
  • ¿De verdad es tan dramático? Hay que reflexionar sobre si realmente se acabaría el mundo si nuestra pareja nos dejara. Lo mas seguro es que no sea así, ya que todos podemos rehacer nuestra vida y superar las rupturas.