Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | mostolespsicologo@gmail.com

Amigos y pareja, ¿incompatibles?

Amigos y pareja, ¿incompatibles?

¿Pone en peligro una relación tener amigos del mismo sexo que la pareja? No debería ser así. Pero si se da dicha situación, cada miembro de la pareja debería reflexionar al respecto.

Una pareja no es una posesión. Y además, las medias naranjas nunca son completamente perfectas y no lo pueden dar todo. Por desgracia, a menudo eso se queda en simple teoría, aunque esto no quiere decir que la relación no sea “perfecta en su imperfección”.

A menudo se tiene la idea de que lo ideal o lo bueno para nosotros es la perfección, y no debería ser así. Nadie es perfecto, y se puede convivir con las imperfecciones de la pareja y tener perfectamente una relación sana y duradera.

En cuanto a las amistades, todos debemos tenerlas independientemente de su sexo o género. E incluso es saludable tener amigos que no pertenezcan al círculo común de la pareja. Los amigos comunes y los individuales no son excluyentes.

La vida de un persona necesita ser rica en experiencias. Y la pareja aporta muchas de ellas, sobre todo si la hemos elegido bien. Pero otras muchas de estas experiencias las aportan personas interesantes que se van conociendo a lo largo del tiempo. Y también hay experiencias vitales en las que la pareja, por falta de tiempo o intereses diferentes, no podrá participar.

Y uno de los ingredientes principales en esas experiencias de la vida es la amistad, un componente que nunca se debe perder por acomodarse en la relación o porque la pareja no se muestre confirme con ello (tal vez por celos, o tal vez por otras razones).

El hecho de que la persona amiga sea soltera tampoco debe suponer ningún problema dado que las razones de la infidelidad son diversas y diferentes, y no tienen que ver con la amistad.

En la relación de pareja se debe estar relajado y no poner impedimento a que la otra persona tenga amistades. La duración y satisfacción de la pareja es más alta si existe libertad. Y dado que la amistad es precisamente una de las experiencias que más enriquecen y embellecen la vida, no se debe renunciar a ella por tener una relación.

Un amigo es una persona que complementa las cosas que se necesitan y que por diferentes circunstancias y motivos una pareja no nos puede dar. Es un confidente con quien compartir cosas de las que no se puede hablar con la pareja o la familia, y nos aporta una visión de nosotros mismos más compleja, ya que no es un simple conocido y puede ofrecer matices de los que la familia o la propia pareja no son conscientes.

Siempre es importante cuidar las amistades, no perderlas, y establecer otras a lo largo de nuestra vida.